Inicio > 2. MEDIACIÓN - MÉDIATION, 2.1. España & Espagne > Programa piloto de mediación familiar intrajudicial en Valladolid

Programa piloto de mediación familiar intrajudicial en Valladolid

Miércoles, 2 de Marzo de 2011

La Junta de Castilla y León, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Colegio de Abogados de Valladolid han suscrito hoy un Convenio por el que se pondrá en marcha en Valladolid un programa piloto de mediación familiar intrajudicial. El objetivo fundamental de este acuerdo es aplicar la mediación en los procesos judiciales para la resolución amistosa de conflictos, una experiencia que se pondrá en marcha en los juzgados de Primera Instancia 2, 10 y 13 de Valladolid, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Medina de Rioseco y la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

PROGRAME PILOT DE MÉDIATION FAMILLIALE INTRAJUDICIERE À VALLADOLID (ESPAGNE). La Junta de Castilla y León, le Conseil général du pouvoir judiciaire (CGPJ) et les avocats deValladolid  ont signé aujourd’hui un accord pour la création à Valladolid d’un programme pilote de médiation familiale intrajudiciaire. L’objectif principal de cet accord est de mettre en œuvre la médiation dans une procédure judiciaire pour le règlement amiable des litiges, une expérience qui sera lancé dans les tribunaux de première instance 2, 10 et 13 de Valladolid, le Tribunal de première instance et d’instruction de Medina de Rioseco et la première section de la Cour provinciale.

Así, Valladolid es la primera ciudad en la que, sin tener competencias la Comunidad en materia de Justicia, se pone en marcha este proyecto. El convenio fue rubricado por el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón; la vocal del CGPJ Margarita Uría y el decano del Colegio de Abogados de Valladolid, Jesús Verdugo, en un acto al que asistieron el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle el vocal territorial del CGPJ Miguel Collado y la directora general de Familia, Aurora Romera, así como titulares de juzgados de familia y secretarios judiciales.

César Antón explicó que el contenido básico del acuerdo supone, por un lado, informar a las parejas que pueden utilizar la mediación para la resolución positiva de un conflicto, y por otro facilitar esta herramienta, que ya funciona en el ámbito penal en Valladolid.

Para ello, recordó que existen equipos multidisciplinares específicos e incidió en que Castilla y León dispone de un Registro de Mediadores, que ascendían a 168 a finales de 2010. Se trata de licenciados en Derecho, Psicología, Psicopedagogía o trabajadores sociales que han superado un curso de 300 horas lectivas.

El titular de Familia indicó que hay situaciones que las familias no son capaces de resolver por sí mismas y cree que la mediación puede ser “positiva” en estos casos para familias, hijos y sociedad en general.

La mediación será propuesta por los jueces o las partes en el marco de un procedimiento judicial y, siempre como algo voluntario para las personas en conflicto, supone una serie de reuniones de los afectados –junto a sus representantes legales– con los mediadores en las que se trata de llegar a un acuerdo que tendrá toda la validez judicial que tiene una sentencia, explicó Margarita Uría. Además, al mecanismo se puede recurrir una vez iniciado el proceso contencioso o en cualquier fase del litigio, incluida la ejecución de sentencia.

UTILIDAD

En este sentido, aclaró que la mediación es útil para aquellos supuestos en los que hay una relación que se mantendrá en el tiempo y puso como ejemplo los “lazos comunes” de una pareja por más que ésta se haya “roto” y otros casos como la existencia de una vivienda, etcétera, en los que incluso se pueden separar piezas y en unas se llegue a acuerdo y otras sigan su proceso judicial.

Además, afirmó, se trata de un sistema menos costoso, más eficaz y más en relación con la naturaleza de los conflictos entre las partes como los asuntos familiares y tienen la ventaja además de evitar las ejecuciones forzosas.

Se trata así de solucionar los conflictos evitando la confrontación y señaló que además en el caso de Castilla y León existe una ley en este sentido.

Por su parte, Jesús Verdugo incidió en una cuestión fundamental como es la información, en este caso sobre la mediación, que se comprometió a impulsar e hizo un reconocimiento al “germen” que hay en el seno del Colegio de Abogados como es la Agrupación de Abogados Mediadores que hace que el acuerdo hoy rubricado llegue a buen puerto.

Verdugo afirmó que el Colegio será el “ejecutor” del convenio y le gustaría que fuese “igual que el albacea en la herencia”, que ejecuta toro recibiendo información, a lo que añadió que el órgano que representa organizará, distribuirá y hará llegar a buen término la mediación en el ámbito intrajudicial.

Además, invitó a que se “eduque cívicamente” porque cree que será la que permita “desjudicializar” y evitar determinados conflictos, al tiempo que garantizó que la mediación se prestará “con cotas de calidad elevadísimas”.

El vocal del CGPJ Miguel Collado explicó que se trata de dar solución a los conflictos de una forma lo más rápida posible y dejar atrás cualquier “complejo” para hacer los procesos más ágiles y sencillos y eliminar todo lo que “no tenga sentido”.

El convenio prevé que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades dote económicamente la puesta en marcha del programa (aportará 12.000 euros); el Colegio de Abogados designe los equipos de mediadores y el CGPJ active los mecanismos necesarios para implantar la mediación en los juzgados y tribunales, a la vez que cree una cultura de la mediación entre jueces y magistrados.

Fuente: Colegio de Abogados de Valladolid; Europapress